Diálogo por Ecuador sumó 1.562 asistentes

 

El diálogo de todos los ecuatorianos para reactivar la economía del país sumó en las 26 reuniones sectoriales un total de 1.562 asistentes de diferentes ámbitos económicos y sociales, desde productores agrícolas con fincas familiares hasta pequeños artesanos y gerentes de las empresas más grandes del país.

La primera fase del proceso, que consistió en la realización de 26 encuentros de trabajo para identificar los problemas que tienen las distintas actividades económicas y proponer ideas para solucionarlos, se caracterizó por la inclusión y la disposición de los diferentes actores para escucharse.

Los encuentros se llevaron a cabo en 16 localidades ubicadas en 13 provincias distintas, con lo cual se recorrió la mayor parte de la geografía de Ecuador. Quito y Guayaquil tuvieron la oportunidad de albergar el mayor número de reuniones, 4 cada una. Pero también hubo eventos en lugares más pequeños, como Ventanas, donde se encontró el sector Cacao, El Triunfo, donde tocó el turno a Caña de Azúcar, y Daule, donde se desarrolló el diálogo de Arroz.

En total fueron priorizadas más de 600 ideas que ahora serán analizadas en la siguiente fase del diálogo. La mayor parte se enfocó en el tema tributario, seguido por asuntos de innovación y emprendimiento. El 26 de septiembre se entregará un informe final al presidente Lenín Moreno con algunas sugerencias urgentes, a la vez que se formularán agendas sectoriales para que en los próximos cuatro años se aborden todos los elementos planteados entre los actores privados y públicos.

“Si las instituciones están desarticuladas no pueden dar soluciones sociales. Si no nos reunimos, no proponemos y no diagnosticamos, no podemos deducir cuáles son nuestras necesidades ni podemos buscar el desarrollo conjunto de la patria”, indicó Marcelo Cárdenas, presidente de la Asociación de Emigrantes Retornados de Chimborazo y producto agrícola.

Por parte del sector privado, los asistentes provinieron de los afiliados al Comité Empresarial Ecuatoriano y la Federación Ecuatoriana de Exportadores, los miembros de la Junta Nacional de Defensa del Artesano y de la Federación de Cámaras de la Economía Popular y Solidaria y los inscritos en el Colectivo Proponle y la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha.

Del sector público asistieron de las seis instituciones que forman parte del Comité Ejecutivo del Consejo Consultivo Productivo Tributario: los ministerios de Industrias y Productividad, Economía y Finanzas, Trabajo, Agricultura y Comercio Exterior y el Servicio de Rentas Internas.

Uno de los encuentros sectoriales más concurridos fue precisamente el de Agricultura Familiar y Agroindustria, que contó con la participación de 93 personas. Se desarrolló en la ciudad de Riobamba, en la provincia de Chimborazo.

“Yo felicito al gobierno nacional y a las organizaciones privadas y asociaciones por participar. Esta es la forma como se debe hacer país. Es un proceso necesario e importante para poder generar normativas para el nuevo gobierno”, manifestó sobre el proceso de diálogo José de la Paz, representante de Asociación Ecuatoriana de Industriales de Madera, luego del encuentro de su actividad económica.